Platos para macetas

Los platos para macetas pueden parecer un accesorio banal a primera vista, pero en cambio, nos pueden ser de gran utilidad y ahorrarnos mucho trabajo, cada vez que regamos nuestras flores.

¿Debo comprar un plato para mi maceta o jardinera?

Su función principal es evitar derramar el agua cuando regamos, evitando así tener que fregar después.

También nos pueden servir para mantener húmedas nuestras plantas si nos ausentamos por un corto período de tiempo, especialmente en verano.

Otra función importante es cuando regamos nuestras plantas, sabremos que el agua es suficiente y que ha llegado a toda la maceta, cuando la veamos aparecer en el plato.

Por nuestra parte, aconsejamos su uso especialmente en el interior de nuestros hogares.

¿Qué material elijo?

La elección del material del plato dependerá de la ubicación del mismo y del conjunto que forma con la maceta.

Los principales materiales de que se fabrican los platos son; plástico, barro o terracota, madera, resinas y de metal.

Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Por ejemplo, los de plástico son muy económicos, pero en cambio no acostumbran a ser tan bonitos.

Hay que prestar especial atención a la ubicación del mismo, recordando que, si los necesitamos para el exterior, debemos asegurarnos de que resistirá las inclemencias del tiempo en dónde vivimos.

¿Qué formas y tamaños existen en el mercado?

La forma será acorde a la maceta y se adaptará a su tamaño. Las más comunes son redondas, cuadradas y rectangulares.

Recordando que siempre, tendrá un tamaño mayor el plato que la base de la maceta. En caso el caso de las macetas de forma más común, tomaremos como referencia de la medida del plato, el diámetro superior de la maceta.

Respecto a su tamaño, encontraremos todas las medidas que podamos utilizar.

¿Qué hago con el agua sobrante?

Es importante destacar que, en la mayoría de los casos, no es conveniente dejar agua en los platos, pues provocará la pudrición de las raíces con la consiguiente desmejora de salud de nuestras flores.

Además, en verano, esta acumulación de agua estancada es un hábitat ideal para la proliferación de mosquitos y otros insectos.

Por este motivo te aconsejamos que siempre, después de regar tus plantas, retires el agua de los platos.

Platos para macetas grandes

Como ya hemos comentado, consideramos adecuado utilizar los platos para macetas, especialmente si es para una maceta grande.

En este caso en concreto, debido al tamaño de la maceta, el reigo deberá ser más profundo y abundante y por consiguiente, se derramará mayor cantidad de agua.

Hemos seleccionado los siguientes platos a modo de ejemplo, para que puedas ver su precio y elegir uno adecuado a tus necesidades.

Estan disponibles en diferentes medidas y multitud de colores.

En Stock
Veca - Plato cilindro 25 cm antracita (maceta 27cm)
  • 1 unidad (S) de este artículo soldée (S) a partir del 28 de junio 2017 8H (solo en las unidades vendidas y enviarlas por Amazon)
 

En Stock
Grande – Plato para maceta maciza efecto terracota 510 mm extra alto
  • posavasos de plástico
  • Resistente a los rayos UV, Impermeable, resistente a las heladas, forma estable.
  • Disponible en seis tamaños
  • Adecuado para ruedas
  • Tamaño (d x h): 47 x 8 cm
 

Platos para macetas y jardineras

Comparando la relación funcionalidad y precio de este accesorio, lo consideramos indispensable en la mayoría de los casos y como ya hemos dicho, especialmente en interiores, pues su coste es muy económico comparado con las ventajas de su uso o el tiempo y trabajo que nos ahorrará. 

Si buscamos funcionalidad iremos a los de menor coste, en cambio, si buscamos una decoración especial, podemos utilizar los de cerámica, barro e incluso metal para diseños más modernos.

Por último, es una muy buena opción comprar el plato cuando compramos nuestras macetas ya sea un conjunto o bien por separado, aprovechando que son del mismo fabricante, así tendremos un conjunto de plato y maceta, más uniforme.

Aconsejamos la compra conjunta, siempre en el caso de macetas de formas menos habituales, aunque sean más caros, pues nos pueden ahorrar una larga búsqueda del plato adecuado a dicha maceta.

Arriba